Está muy bien conservado y es muy bonito. Tiene mucho potencial si se renueva. Incluso puede subir las escaleras para disfrutar de una gran vista desde la cima. La iglesia en su interior tiene una gran arquitectura y se puede visitar. No está muy concurrido, lo que da espacio para hacer buenas fotos.